miscelánea

martes, noviembre 14

sea por dios!!!

EMIR OLIVARES ALONSO

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) aseguró que la administración de Vicente Fox ''no está dispuesta'' a investigar los hechos y a sancionar a los responsables de los delitos que se suscitaron durante el operativo policiaco en los municipios de San Salvador Atenco y Texcoco, pues el titular de Seguridad Pública federal (SSP), Eduardo Medina Mora, rechazó la recomendación que ese órgano le hizo en torno a los hechos mencionados, por lo que las acciones en que incurrieron las fuerzas policiacas ''quedarán una vez más en la impunidad''.

El organismo señaló que cuenta con evidencias para asegurar que los elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) y de la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) incurrieron en diversas violaciones a derechos humanos, como ''tortura'' y ''violación a la libertad sexual'', por lo que la negativa del funcionario federal a investigar a los probables responsables contribuye a la opacidad, que ''es sinónimo de impunidad''.

La ''actitud del secretario Medina Mora es inaceptable en una sociedad democrática que reclama justicia y transparencia. Negarse a investigar la labor de los subordinados es incurrir en una forma de encubrimiento'', señala.

La semana pasada el funcionario federal envió un documento al ombudsman nacional, José Luis Soberanes, en el que argumenta que los elementos policiacos no incurrieron en uso excesivo de la fuerza ni en tortura, y que la PFP ''reaccionó en legítima defensa para repeler agresiones infligidas por manifestantes en contra de bienes de terceros ajenos al conflicto, bienes de la nación, seguridad de personas privadas de su libertad, de población en general y de la seguridad de los elementos de la propia corporación''.

Al texto ­de alrededor de 60 cuartillas­ la CNDH respondió a través de un comunicado, donde asienta que los argumentos del secretario federal faltan ''a la verdad'', pues durante los operativos los policías ''incurrieron en uso excesivo de la fuerza, generando en los detenidos lesiones que fueron certificadas por peritos médicos''.

Asimismo recordó que durante las indagatorias que realizó la cuarta visitaduría ­bajo el mando de Susana Thalía Pedroza­ se hicieron diversas solicitudes de información a la SSP, que fueron atendidas de manera ''dilatada, parcial y contradictoria'', e inclusive rechazadas con el argumento de que los datos eran reservados o confidenciales.

''Esta irregularidad ha entorpecido el conocimiento de la verdad histórica y jurídica de los hechos, generado incertidumbre y soslayado la debida aplicación de la ley en perjuicio de las personas agraviadas'', expresó la CNDH. Además consideró que al negarse a realizar las investigaciones recomendadas, el secretario Medina Mora contraviene el trabajo de la propia comisión y ''refuerza la falacia de que la protección de los derechos humanos limita la efectividad de los aparatos de seguridad pública'', lo que provoca suspicacias y resistencia entre los servidores públicos, que podrán obstaculizar la labor de quienes se encarguen de cumplir con la ley durante el próximo sexenio.

A mediados del pasado octubre, la CNDH emitió su recomendación 38/2006, dirigida a Medina Mora; al gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, y al comisionado del Instituto Nacional de Migración, Hipólito Treviño, en la determinó que las autoridades federales y estatales que participaron en los violentos operativos en los municipios mexiquenses ''vulneraron derechos inherentes a la dignidad de las personas relativos a la vida, la integridad física, la legalidad y la seguridad jurídica''.

A través de diferentes investigaciones el organismo acreditó que los elementos policiacos incurrieron en detenciones arbitrarias, retenciones ilegales, tortura, violación a la libertad sexual (abuso sexual y violación), allanamientos de morada, violación a los derechos de los menores, así como una irregular integración de las averiguaciones previas.

La respuesta de Medina Mora a la CNDH contraviene las valoraciones que realizó la semana pasada la Procuraduría General de la República (PGR) ante los integrantes del Comité contra la Tortura de la ONU en Ginebra, Suiza, donde la fiscal especial para la violencia contra las mujeres, Alicia Elena Pérez Duarte, reconoció que durante el operativo en Atenco y Texcoco se presentó la tortura, base de la recomendación rechazada.

La fiscal de la PGR señaló ante el comité que al investigar los casos de abuso sexual que denunciaron 26 de las detenidas en dicho operativo, ''nos dimos cuenta de que no sólo eran delitos de carácter sexual, sino que se convirtió en tortura''.

Algunas de las evidencias con las que cuenta la CNDH para acreditar ''las flagrantes violaciones a derechos humanos'' son: los resultados de certificaciones médicas practicadas a los detenidos los días 4 y 5 de mayo; el oficio RGN/XX/1805/2006, suscrito por el jefe de la 20 Región Texcoco de la Dirección General de Seguridad Pública y Tránsito del gobierno del estado de México el 11 de noviembre, que contiene en detalle las acciones de las corporaciones policiales involucradas, del cual destaca la participación de la PFP en allanamientos de morada.

La CNDH también tiene diversas videograbaciones sobre los hechos, tanto de medios de comunicación como de organismos independientes de defensa de derechos humanos, a través de las cuales ''millones de mexicanos fueron testigos de cómo algunos elementos de la PFP golpearon a personas indefensas y ya sometidas''.

El organismo señaló que a pesar de estas pruebas, la SSP federal ''no considera que la brutalidad policiaca mostrada por las evidencias merezca, ya no una condena, sino siquiera una investigación''. Cabe señalar que ésta es la segunda recomendación que en menos de un mes ha rechazado el titular de la SSP federal, pues hace un par de semanas desechó los exhortos del organismo en torno a los hechos de la siderúrgica Lázaro Cárdenas-Las Truchas. Medina Mora comparecerá el próximo martes ante la Cámara de Diputados.

En su comunicado, la CNDH subrayó que aunque el presidente Fox aseguró en su discurso de toma de posesión que ''México no será más una referencia de descrédito en derechos humanos, vamos a protegerlos como nunca, a respetarlos como nunca y a considerar una cultura que repudie cualquier violación y sancione a los culpables'', con actitudes como la del secretario de Seguridad Pública la administración federal ''está lejos de aquella meta, (pues) está marcada categóricamente ante la opinión pública por las palabras Texcoco y Atenco''.

2 Comments:

At 6:28 p. m., Blogger Vagabunda said...

es chistoso como atanco se ha vuelto sinonimo de machetes no?? pero tambien debe volverse sinonimo de resistencia y de memoria lo que ahi paso no tiene nombre o igual si mamada!!!! la mamada que esta haciendo el gobierno al ignrar lo que para la mayoria son hechos irrfutables

 
At 7:16 p. m., Blogger El David said...

zZzZzz

Salud... zZzz

 

Publicar un comentario

<< Home